sábado, 8 de abril de 2017

"M" de Marzo, Mujer, Maestra, Muerte y Misoginia

Marzo se escribió con M de Mujer, Misoginia y Muerte. Un análisis.


EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER
8 DE MARZO 2017



Empezó, obviamente con el día internacional de la Mujer, 8 de Marzo. Que pareciera más bien, el día internacional del odio a la mujer. En redes sociales, vemos a hombres inconformes, quejándose de las mujeres de hasta el más mínimo detalle, diciendo cualquier cantidad de atrocidades e insultos en contra de las mamás solteras y hasta llamándonos farsantes por usar maquillaje (?).


Es cuando me detengo y me doy cuenta de que este tipo de conmemoraciones, sólo ensalzan un ánimo negativo, dejan desvelado un rencor social impresionante.  Hombres por doquier quejándose amargamente porque se encuentran con gente que les dice que el día no es para felicitar sino para hacer conciencia, y en vez de tomarlo bien, hacen un berrinche ridículo. Fatal, vergonzoso, como mujer hasta miedo me da ese mentado día.


EL CASO DAPHNE
22 DE MARZO 2017




Otro trago amargo que nos trajo marzo, fue el veredicto del juez federal Anuar González  a favor de Diego Cruz, de los famosos Porkys, por el delito de violación a la menor Daphne Fernández en Veracruz.


Resulta que el joven Diego, introdujo sus dedos en la vagina de Daphne, "sin intención de copular con ella", por lo que no se considera violación, dicho veredicto señala que por lo mismo, queda libre de cargos de abuso sexual. (Más detalles aquí). Obviamente este veredicto causó una gran indignación nacional. ¿Por qué? Simple, se traduce en el hecho de que si a una persona de cero a diecisiete años le metes el dedo en sus partes íntimas, y el juez considera que eso no es con lascivia (ignoro cualquier otra razón que pudiera existir para meterle los dedos a alguien sin ser un médico) saldrás libre.


No faltaron los deleznables comentarios sugiriendo que por tener diecisiete, Daphne no tenía que ser considerada una víctima. No faltaron los comentarios llenos de odio de muchos hombres y mujeres, sugiriendo que a esa edad ya son bien "putas" o que ya están "bien corriditas".


Lo triste y verdaderamente lamentable, es que la gente aún no tiene idea de lo que se trata un abuso sexual. Puedes tener de tres días de nacido hasta ciento cinco años o más años, y si te tocan sexualmente SIN tú consentimiento, o bajo amenazas, se trata de un abuso. Podrás ser la más puta de la cuadra, te podrá encantar coger de las mil formas que quieras, PERO, cualquier atentado a tu cuerpo en contra de TÚ voluntad, es ABUSO. ¿Tanto trabajo les cuesta comprenderlo?, parece que sí, al punto de que el juez Anuar González, falló a favor del "Porky".


¿Y Daphne?, sigue enfrentando la soledad que padece toda víctima de abuso sexual. Ya que está en un mundo en el que la víctima siempre es la culpable.


Más detalles de tan deleznable caso aquí.
El documento oficial de la sentencia aquí


EL LAMENTABLE ANÁLISIS DE MARCELINO PERELLÓ
27 DE MARZO 2017




Siguiendo con el tema de Daphne, viene acompañando a la ola misógina de las redes sociales, una voz en Radio UNAM, la voz del ex dirigente del movimiento del 68 (imagínense la lacra), Marcelino Perelló.


En su programa "Sentido Contrario", este, individuo analiza de manera somera el caso de Daphne, demostrando ampliamente, que como muchos, no tiene idea de lo que se trata el abuso sexual. Diciendo las siguientes lindezas:


“que te metan los dedos no es para armar un desmadre estrepitoso (…) o sea, la violación implica necesariamente verga, si no hay verga no hay violación. O sea con palo de escoba, dedos o vibradores no hay violaciones, hay violación a la dignidad, si tú quieres…”


"No hay para qué rasgarse las vestiduras. Sí les gusta, no te hagas pendeja" (hablando sobre la violación)


Ni siquiera vamos a describir lo obvio, esas frases aberrantes ofendieron a todo el mundo. Hombres y mujeres se unieron y ahora, la buena noticia es que a este troglodita le quitaron el programa.
Inclusive correligionarios de ideales niegan compartir sus puntos de vista. Con toda razón.
Más información aquí


EL ADIÓS A LA MAESTRA CECY
29 DE MARZO 2017


El 30 de marzo despertamos con la lamentable noticia de que la maestra Cecilia Solís, falleció a causa de un paro respiratorio tras haber recibido un disparo en la cabeza por parte de su alumno Federico Guevara Elizondo, el pasado 18 de enero de 2017.
La maestra Cecy falleció el 29 de Marzo, ese mismo día, su madre anunció el triste suceso en Facebook.


No faltaron las muestras de apoyo y empatía. Pero ya que se trata de una red social, tampoco faltaron los insultos y las burlas por su muerte. El post tiene una gran cantidad de "me divierte", memes y burlas sobre la muerte de la maestra, todos estos expresados en gran parte por adolescentes.


¿Nos estamos volviendo locos como sociedad?, ¿Quiénes son los padres de esas pequeñas bestias?


Desde luego el lamentable caso de los tiroteos en este colegio regiomontano quedaron impunes, ya que, si bien el asesino se suicidó, no se esclareció ni se procesó a los padres por posesión de armas (ya que el asesino tenía acceso a armas en su casa), también corren los rumores de que los órganos de Federico, de los cuales, un riñón, fue trasplantado al hijo de un político.
¿Indignación?, mucha, ya que una vez más se nos muestra que con dinero e intereses baila el perro en este país.
Más información aquí.



LA TRAGEDIA EN REFORMA
31 DE MARZO 2017






Y como si fuera poco, para cerrar con broche de oro, este mes lleno de injusticia, misoginia e impunidad, México amaneció con la noticia de un mortal, y aparatoso accidente en la Av. Reforma en la Ciudad de México.
¿Por qué nos conmocionó tanto el accidente del pasado viernes en la CDMX?
¿Qué no acaso y por desgracia accidentes de borrachos suceden diario?
¿Por qué este en específico nos tocó?
El aparatoso y mortal accidente del famoso BMW en Reforma el pasado 31 de marzo nos dejó perplejos ante lo dramático, aterrador y abrumador que puede llegar a ser un accidente automovilístico cuando conducimos en estado de ebriedad.


Muchos, y me incluyo con gran vergüenza lo hemos hecho, sí, conducido ebrios, o subido a un automóvil con alguien ebrio. El accidente de Reforma nos recuerda con gritos de sangre que esos muertos pudimos haber sido nosotros, que ese conductor que ahora está metido en un gran lío pudimos haber sido nosotros. Corrimos con suerte, suerte que a las cuatro víctimas que fallecieron les faltó.


Hasta ahí debió llegar el impacto de la noticia, hacer conciencia de que el alcohol y el volante no se llevan. Pero no. Empezó a ventilarse la vida privada de las víctimas entre ellas la de Karla Saldaña.


Al principio la opinión general era de que el borracho era el obvio culpable. Pero surgió que Karla Saldaña había salido a divertirse con sus amigos a altas horas de la noche, mientras su novio ante los demás, esposo en secreto, no estaba con ella.


Numerosos comentarios, posts, videos, artículos, etc, la acusaron por ser la culpable de su propia muerte. "Murió por puta", "Qué hace sin su marido en la calle, por puta murió". ¿Es en serio? ¿Dónde quedó el respeto?
Obviamente a la otra muchacha que falleció nadie la ha injuriado como a Karla, ya que esta estaba en una relación comprometida y la otra chica no.
El morbo del video de los cuerpos destrozados y el morbo sobre la vida privada de las víctimas, hizo de esta tragedia un circo mediático, y como siempre sacó a la luz lo peor de nosotros como sociedad.


Más info aquí y sobre las injurias a Karla Saldaña (q.e.p.d) aquí.


CONCLUSIONES
Como podemos ver, marzo se escribió con "M" de muerte y misoginia. Fue el mes en el que la impunidad se nos restregó de manera cínica. Desde el amparo al violador Diego Cruz, el silencio sobre los padres del asesino Federico Guevara, y el impertinente asesino imprudencial Carlos Villuendas, quien muy probablemente quede libre, ¿Por qué?, porque son "mirreyes" (otra "M"), gente que puede pagar sobornos jugosos, gente amparada con el poder monetario.
Gente que así como se le hace fácil meterle los dedos a una menor, también se le hace simple rebasar los límites de velocidad al conducir, para "presumir la nave", gente que tiene armas ilegales en su casa, sin ningún problema, y que aunque tienen dinero, son tan disfuncionales que educan a asesinos.
Eso es México, un país donde la justicia se decanta por el que puede pagarla, donde el crimen es un lujo que se dan sólo los que pueden pagar un soborno.
Un país de educación pobre y misógina, en la que se les echa la culpa a las víctimas, "por putas". Donde hombres y mujeres apoyamos la injusticia pues somos injustos en nuestros juicios.
Este mes no sólo yo, sino todos, nos indignamos por tanta podredumbre, injusticia y dolor.


Gabriela Amezcua 2017

jueves, 16 de febrero de 2017

"Tengo 23 años y cincuenta mil pesetas y estoy solo en el mundo"

¡Átame!
1989
Director: Pedro Almodóvar
Duración 111 Minutos

 



Esta película la habré visto, ¿Cuándo?, ¿en 1996?, tal vez, o un poco después. El tema es que yo en esa época era una adolescente cabeza hueca que no entendía o apreciaba nada. Y de repente, navegando en Netflix me vuelvo a topar "¡Átame!". Y aparte de este film, me pongo a pensar en todas aquellas cosas sensacionales que ví en esos tiempos, y cómo me urge verlas de nuevo para apreciarlas a niveles más profundos.


Con la dirección de un muy joven Pedro Almodóvar, protagonizada por una flamante Victoria Abril, y un joven e hiper apuesto Antonio Banderas, aderezada con la banda sonora de nada más y nada menos que de Ennio Morriconne, ¡Átame! es una película definitiva que debe ser vista por todos.


Marina (Victoria Abril). Es una actriz de segunda clase, de películas porno y que quiere subir de categoría a protagonizar muy malas películas de terror. Ricky (Antonio Banderas), es un hombre joven huérfano, con una larga historia de orfanatos, reformatorios y finalmente una institución mental, donde habita y trabaja como cerrajero. 
Ya que es cerrajero, escapa a la ciudad y conoce a Marina y a partir de ahí, ella se convierte en su centro y su obsesión.

Una vez dictaminada su sanidad en la institución mental, va en pos de Marina, para declararle su amor y ofrecerle ser el hombre que será un buen marido y padre de sus hijos. Obviamente, eso no es tan simple y no le queda otra alternativa que raptarla hasta que ella se enamore de él.

En el proceso del rapto, ella tiene una gran aversión hacia él, con justa razón, pero, poco a poco, queda seducida por la vulnerabilidad de Ricky, lo que la hace bajar la guardia y generar un muy severo y profundo síndrome de Estocolmo. Lo que la llevará a enamorarse de él.



La historia, aunque parezca exagerada, es un reflejo de cómo las personas, pasamos por diferentes etapas que nos llevan al enamoramiento, a veces de gente que no tiene nada que ver con nosotros. No necesitamos secuestrar ni ser secuestrados físicamente para ser conquistados y atados.

Con escenas exquisitas, Almodóvar nos guía por ese proceso de conquista, en el que la mente es vulnerable al entorno. Bien dicen por ahí, que tarde o temprano o en algún momento, nos ha gustado "la mala vida".

Dos almas perdidas, una secuestradora y la otra secuestrada, se mezclan y se enamoran. A todos nos ha pasado, sólo que sin mordazas físicas sino invisibles.




Áltamente recomendable, sobre todo si la última vez que la viste eras adolescente y no tenías idea de nada en la vida, no sabías apreciar el arte ni tenías sentido de la exquisitez de una excelente dirección cinematográfica y de una soberbia banda sonora.



Gabriela Amezcua
Febrero 2017